Alfaro se estrena en el mejor momento

Reportaje – HÉRCULES
El delantero le dedica el gol a su bebé y se muestra feliz por el triunfo

Foto: @cfhercules

Foto: @cfhercules

Es un jugador entregado y desde el principio conquistó al Rico Pérez. Como Pol Roigé, ofrece trabajo y desborde. Pero al igual que su compañero, tenía su casillero de goles bajo cero. Siendo un futbolista importante, le faltaba aparecer en esa estadística. Además tenía ganas de dedicárselo a su bebé. Lo buscaba y lo encontró en el momento clave. “Ha sido un triunfo muy trabajado y hemos sentido el apoyo de la gente, ya tenía ganas de marcar”, destacaba en zona mixta. Jesús Alfaro ha completado un gran encuentro, y al margen de su primer gol, ha provocado el penalti que ha significado el tercer tanto del partido. Un día que remarca la importancia de su labor.

Los fichajes del mercado invernal brillan. Sobre todo Alfaro y Benja. El segundo hoy se mató a trabajar por sus compañeros y abría huecos, siendo vital en la eliminatoria ante el Barakaldo. Hoy, Alfaro dejó claro que la apuesta de Javier Portillo fue acertada. Falta que sume al gol Jona Mejía. Le está costando tener continuidad, ser titular se ha puesto muy caro, pero en los minutos que sale, en especial ante el Barakaldo, da consistencia y control del balón de espaldas para frenar al rival.

Hoy Fran Miranda vio la tercera amarilla y no jugará en Logroño. Una baja muy importante. Turno para Paco Candela, un suplente con galones. Sin olvidar a Jaime Ávarado, que ya ha visto el partido en la grada, tras jugar con su selección el Mundial Sub 20 y estará disponible para el envite en Las Gaunas. Pedro Torres es la otra bala en la recámara, pero posiblemente este fin de semana tenga una misión reservada con el filial para intentar ascender en Ribarroja.

El “record” de Planagumà

Alfaro ha marcado su primer gol, pero Planagumà también ha roto una estadística que le perseguía. La última vez que un equipo que él entrenaba anotó tres goles, fue en abril del 2017, con el Grabada B en el campo del Villanovense. Desde entonces, acumulaba 5 encuentros con el filial nazarí, 15 con el Ucam y los 41 en el Hércules, en total 61 partidos consecutivos sin ver ese dígito en el marcador. Hoy lo ha logrado en el momento más oportuno. “Hay gol y cuando sean necesarios aparecerán”, esa afirmación esta tarde se ha hecho más real que nunca.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!