Anochece en Castalia

La CRóNiCa | Castellón (1-0) HÉRCULES
El Hércules solo despierta cuando encaja el gol y adolece de intensidad en varias fases del partido

Texto: Gonzalo Blanes (@gonzaloblanes) | Foto: @MiguelSB93

Los partidos duran noventa minutos más el descuento. Hoy el Hércules esperó durante muchos de esos minutos y lo acabó pagando. El paso adelante tras encajar el gol demuestra personalidad, pero también que se pudo dar antes. El Castellón generó más ocasiones y mereció ganar. Duro golpe en la clasificación pues el equipo vuelve a caer a la zona de promoción de descenso. Un punto en dos partidos es el motivo. Ante rivales de la zona alta, el equipo de Jesús Muñoz empequeñece y se muestra algo más alejado de la excelencia.

El inicio tuvo un nombre propio. Ismael Falcón, que ya acabó el partido ante el Lleida salvado a los suyos, evitó el gol local. El meta mantuvo en píe a su escuadra ante un rival más estridente. El Hércules hubo momentos que se sintió cómodo en la incomodidad. Ellos atacaban, sin gol, por lo que parecía no pasar nada. Pero al descenso se llegó sin probar a Álvaro Campos y con más dudas que soluciones. Sin cambios, el guión de la segunda mitad se enderezó con una mejor presión en el centro del campo.

Se maniató al rival, pero sin inquietarle. Era un dejar pasar los minutos a ver qué pasa. Y pasó que Falcón no las podía parar todas y llegó el gol de Rafa Galvez. Con una falta previa a Carlos Martínez en la acción que generó el córner letal. Pero agarrarse a eso, o unas posibles manos en el área rival, es casi grosero. Con el gol en contra el Hércules reaccionó. Despertó tarde y lo pagó caro. Entraron Jona, Diego Benito y Alejandro Alfaro para sumar. El empate pudo aparecer. Pero hoy de nuevo vimos los típicos innumerables centros que generar incertidumbre al oponente sin acabar en gol. Paso atrás ante un buen rival. Al Hércules de Jesús Muñoz aún le falta un hervor para competir con los mejores. La mejoría es evidente, aunque insuficiente en las grandes plazas. De nuevo toca semana de apretar los machos a la espera del Valencia Mestalla. Sufrir es el sino de la temporada. Hoy en Castalia se apagó algo el positivismo.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!