Derrota con brotes verdes

La CRóNiCa | Ibiza (1-0) HÉRCULES
El Hércules pierde ante el líder en la última acción de un buen partido

Texto: Gonzalo Blanes (@gonzaloblanes) | Foto: @cfhercules

El último gol que marcó el Hércules lejos de su estadio fue el 2 de febrero. Su autor, Pedro Torres al Sabadell. Desde entonces sumó en el ejercicio anterior una derrota en Orihuela (1-0) y sendos empates sin goles ante el Barcelona B y el Ebro. Esta campaña repite guarismos, los empates sin goles ante Mestalla y Alcoy, y la derrota por la mínima, hoy en Ibiza. Roza los 600 minutos de juego lejos del Rico Pérez sin marcar un gol. Una estadística tan llamativa como preocupante. Diez horas seguidas jugando y sin ver puerta. Es sin duda, lo peor de la primera derrota lejos de Alicante. La incapacidad para marcar goles como visitante.

Siendo un dato reprochable, el partido deja pese a perder más brotes verdes que podridos. Más motivos para crecer que para recelar. El equipo de Cubillo mejora adecuadamente, como si de un buen estudiante se tratara. Hoy firmó su mejor partido ante el mejor rival. Tuteó al único equipo de la división (los otros 101 no lo han logrado), que lo gana todo. Rozó el empate e incluso pudo ganar. Fue un partido intenso de nivel Play Off. Y los alicantinos sin Erice, Raúl Ruiz, Acuña, Benja y Pedro Sánchez dejaron claro que pueden competir contra los mejores.

Arrancó mejor el Ibiza. Pero al Hércules actual le generan poco peligro hasta cuando le superan en el juego. Poco a poco el equipo creció, con un planteamiento valiente de ir presionar la salida de balón del líder en su campo. Buenacasa tuvo la mejor del primer tiempo, pero se le apagó la luz ante el meta Germán. Luego, David Sánchez generó la suya. El joven delantero es un descubrimiento. Se ofrece, aparece y la toca bien con las dos piernas. Cuando enlaza con Moyita aparece un Hércules atractivo. Contundentes atrás, con jugadores diferentes y ausencias de quilates, el proyecto es creíble, coherente y tiene capacidad de mejora.

En la segunda mitad se pudo perder, remate del Ibiza la larguero. Ganar con varios balones que se pasearon por el área local. Y parecía que el empate premiaba un buen partido. Pero en el descuento, llegó el gol. Mal defendida una acción crucial y un castigo excesivo e injusto. El Ibiza lo sigue ganando todo, pero hoy conoció a su mejor rival. El Hércules sigue segundo en su grupo. Lo de no marcar lejos del Rico Pérez habrá que corregirlo. Es un peso infame. Sin embargo, la derrota no debe esconder un buen partido y la sensación de que por fin se ve la luz al final del túnel en el 2020.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!