Derrota del filial con la cabeza alta

Cantera – HÉRCULES
El Intercity marca de estrategia y su meta evita el empate del Hércules B

Texto: Gonzalo Blanes (@gonzaloblanes) | Foto: @booksortlive

Los que conocemos de lejos el día a día del equipo de Antonio Moreno solo podemos encontrar elogios hasta en la derrota. Hoy el Hércules B le plantó cara a uno de los presupuestos y plantillas más profesionales de la división. Los jóvenes igualaron a los nombres. Pero la puntería le dio el triunfo al Intercity. El equipo de José Vicente Lledó necesitaba el triunfo y lo logró. Con oficio y una acción de estrategia. Pero sobre todo con Poveda en la meta, que evitó el empate local. Fue un partido tosco. Como el escenario, el trato al público y el horario. Fútbol de Tercera, con pundonor y un filial que no desentona ni ante los más grandes.

Afición Filial

Espectadores apretados en la única grada habilitada

Empecemos por lo importante, la grada. Ejemplar y repleta. Jugar en Divina Pastora es un accidente. Aunque alguien debe empezar a explicar lo de la Ciudad Deportiva. El retraso huele mal. El Concejal de Deportes debe aplicarse. El horario tampoco ayudaba, pero no había otro disponible. Detrás de la portería había sombra, pero según los vigilantes del Hércules, habían ordenado que nadie podía situarse allí. Con la grada llena, te obligaban a estar al sol. Nadie explicó quién dio la orden. Como mínimo un mentecato. Y aplicarla así, en un recito municipal, algo lamentable. En el Hércules deben empezar a entender que tal y como están las cosas no están para mirarse al ombligo. El club no sabe aprovechar ni lo poco bueno que tiene tras el ascenso del filial. Triste y reprochable. Aún así la grada llena y superlativa. Como los que viajaron a Andorra. Muy por encima de los que por poner dinero se creen con derecho a todo. Aprender es de sabios, de momento, siguen estancados en el error.

Y luego está el partido. Con un filial que se supera y rozó un marcador heroico ante un trasatlántico de la Tercera División. El primer tiempo fue muy parejo. Marcado por el intenso calor y las estrecheces del recinto. En el segundo marcó el Intercity, en una acción d estrategia. Un gol que les da oxigeno. Luego Poveda, por encima de aquello de ser rocoso, evitó el empate. Con una parada espléndida en el uno contra uno. El partido acabó con otra ocasión clara del Hércules B que se fue al limbo por poco. El equipo de Lledó tiene hechuras para todo. El de Antonio Moreno motivos para el aplauso pese a la derrota. Lo dicho, un valor de la entidad que vegeta en un club anquilosado. Y Pedro Torres de excursión por Andorra y sin jugar. Pero eso da para otro capítulo.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!