Después de la bronca, el abismo

La CRóNiCa | La Nucía (3-0) HÉRCULES
Una expulsión rigurosa de Álvaro Pérez en el inicio del partido desnuda las carencias del Hércules

Ha sido una semana dura, incómoda, difícil. Pues bien, todo queda en un cuento de hadas comparado con los noventa minutos sobre el Camilo Cano. El partido quedó marcado por la expulsión, muy rigurosa, de Álvaro Pérez al filo del minuto diez. El delantero local no tenía el balón controlado, salía Falcón y llegaba Íñiguez. Una roja exagerada y que lo empaña todo. Pero con diez se puede jugar al fútbol o rozar el ridículo y el Hércules se inclinó por los segundo. Las broncas, las arengas, según quien las de tienen una respuesta diferente. Hoy fue todo una pesadilla.

Se pueden acoger los herculanos que quieran a la rigurosa expulsión. Y así basarlo todo en esa acción que cambió mucho el guión del encuentro. Es el único consuelo. Pero el partido en inferioridad fue deplorable. La Nucía pudo golear y mereció ganar con solvencia. Muy bien equipo el de César Ferrando. Bien trabajado, firme en defensa y no exento de ritmo con balón. Los del Camilo Cano tienen un proyecto chulo e ilusionante. Enfrente un plantel a la deriva. Un conjunto desarticulado, con un entrenador apagado y superado.

Cada minuto era un motivo para la indigestión, una losa para el esperanza, un golpe para la historia, un latigazo para el centenario, un desastre total. Un infierno, y una pesadilla. Los que viajaron se lo reprocharon a los jugadores. El partido debe tener consecuencias. No se puede quedar en un mero desastre. Futbolistas rotos y que no le encuentran explicación al desastre. Hoy se tocó fondo, de forma brutal. Solo vale tocar el suelo para levantarse. Mucho dolor, poca explicación y las alarmas que ya se han quedado sin batería. Un día muy triste para la centenaria historia de la entidad. Lo único que se puede extraer es que tras semejante patraña de partido deben pasar muchas cosas para activar la reacción. Golpe de realidad mayúsculo, la permanencia es el objetivo y eso cuesta digerirlo.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!