El HLA supera las adversidades

Baloncesto
(78-72) Los jugadores del Lucentum dedican el triunfo a sus compañeros lesionados

TeXTo: Miguel Ángels Sánchez | FoTo: @FundLucentum

El Lucentum se estrenaba como local contra el Canoe. Tras la sufrida victoria en Zamora, quería continuar el año con una racha positiva y hacer olvidar los viejos fantasmas con los que despidió 2017. Volvía a estar cerca del liderato y se enfrentaba al Real Canoe de Madrid, equipo de media tabla. No podían fallar. El partido fue mucho más difícil de lo esperado pero los alicantinos consiguieron la victoria en los minutos finales.

Varela comenzó con un quinteto formado por Rivero, Kingseley, Laafuente, Orion y Sidibé. Durante los primeros compases del encuentro se vio un equipo diferente, dominaba en el parquet y encontraba el camino hacia el aro, llegando a conseguir una ventaja de ocho puntos. Sin embargo terminaron relajándose y concedieron un parcial de 6-0 a los madrileños que volvió a llevar la igualada al marcador. El segundo cuarto siguió la tónica del primero, los alicantinos salieron como un tiro pero terminaron cediendo terreno a su rival, tras conseguir ponerse 10 puntos por arriba en el marcador, se dejaron llevar y concedieron un parcial de 10-0 a su rival, que con la inercia positiva siguió anotando para lograr irse ganando al descanso. 37-42.

El tercer cuarto estuvo marcado por las decisiones arbitrales. El partido estaba igualado con el parquet pero el colegiado se convirtió en el protagonista por algunas acciones dudosas. El juego del equipo tampoco acompañaba, un Lucentum sin ideas, con pocos movimientos ofensivos y en el que todas sus jugadas acababan igual, con un lanzamiento de triple. Pese a todo, consiguieron eliminar la ventaja de los madrileños y empezar el último cuarto con empate.

El último cuarto siguió bastante igualado. La tensión era palpable, ambos equipos no querían dejar escapar un partido que, en diferentes términos del encuentro, se les puso de cara. Se centraron en defensa, en el ecuador del cuarto tan solo habían conseguido 4 puntos cada equipo. El Lucentum creció en los minutos finales, la afición, que no paró de alentar a los suyos hasta el último segundo, les dio fuerzas para conseguir una distancia insalvable para el Canoe. Rivero y Lafuente fueron los protagonistas.

Al final del partido el resultado fue de 78-72. Los alicantinos volvieron a hacerse fuerte en los minutos finales, volvieron a demostrar su poderío. Pese a que el partido pasó por tramos en los que los lucentinos no dieron muestras de poder hacerse con la victoria, se impuso la ley del más fuerte. El Lucentum estrena el 2018 en el Pedro Ferrándiz con una victoria. La Lucha por el ascenso directo continua muy viva.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!