Schmidt sobre la bocina

LEB ORO | Lucentum (83-82) Almansa
El HLA Alicante se impuso al CB Almansa con un Pitts espectacular

Texto: Miguel Ángel Sánchez (@miguelSB93) | Foto: @booksportlive

La tarde del sábado 2 de noviembre tardará mucho en olvidarse en el Pedro Ferrándiz. La cita, un duelo de recién ascendidos, no indicaba que este partido terminara tan cargado de tensión. Las sensaciones, con el Lucentum luchando en los puestos de arriba y el Almansa con solo una victoria. La historia de ambos equipos tampoco. La de los lugares puede que sí. La batalla de Almansa, que esta vez se dirigió a Alicante y terminó con victoria para los de la Costa Blanca, terminó con un punto de Schmidt sobre la bocina. Punto ganador del norteamericano.

El partido fue una guerra entre jugadores de baloncesto, sin recuerdos de Austrias y Borbones, aunque sí con ayudas del extranjero. Pues los mejores del encuentro fueron Justin Pitts y Bamba Fal por parte alicantina, Estados Unidos y Senegal, y Miguel Maria Varajão y Stephen Breck por los manchegos, Portugal y, de nuevo, Estados Unidos. Al final, el norteamericano local fue el jugador más determinante, 17 puntos en el último cuarto.

El partido comenzó con ambos bandos intercambiando golpes. Los locales dominaban la pintura con un gigantísimo Bamba Fall, mientras que los de fuera lo hacían con un juego crudo y directo. Así el partido estuvo igualado durante la primera mitad. Fue en el tercer cuarto cuando pareció que la batalla, podía caer de mano de los almanseños. Este cuarto terminó con 6 puntos de ventaja para ellos y un dato que dolió a los de Pedro Rivero, parcial de 11-0. Le habían dado la vuelta al marcador.

Hasta ese momento, Justin Pitts estaba escondido, reservado para el ataque final. Las batallas se ganan con los escuadrones sorpresa y el base había reservado todas sus balas. Llevaba tan solo un punto, cuatro rebotes y tres asistencias. Solo 7 puntos de valoración. Parecía que no era su día. Desaparecido todo el encuentro. Llegó el último cuarto. La derrota parecía cada vez más lejos y MV Pitts asumió galones. Pidió el balón y dejos de jugarlo, volvió locos a sus defensas penetrando a canasta y anotando. Imparable. Al final del encuentro, sus números parecían los de otro partido: 18 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. No solo metió a los suyos en el partido, sino que los puso por delante… pero el destino tenía reservado una angustia final para los lucentinos.

Faltaban seis segundos, tiros libres para el Almansa. Anotaron y se pusieron un punto por delante en el marcador. Última jugada. Aquí la cosa iba de galones y no podía aparecer otro, Llompart. Aunque hizo un partido discreto, es el elegido para momentos importantes. Agarró el balón, corrió hacia la zona manchega y lanzó. Falló. Pero cuando la hinchada local se echaba las manos en la cabeza viendo como el esférico no entraba en el aro, apareció Schmidt para coger el rebote y encestarla sobre la bocina. Equipo y pabellón estallaron. Será una noche inolvidable.

 
https://twitter.com/FundLucentum/status/1190734673523163136?s=20

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!