Toque de atención en Sabadell

La CRóNiCa | Sabadell – HÉRCULES
(2-1) El gol de Samuel no evita la segunda derrota lejos del Rico Pérez

Texto: Gonzalo Blanes (@gonzaloblanes) | Foto: @CESabadell

El Hércules perdió en la Nova Creu Alta ante un rival que fue superior y ese matiz es el que más incomoda. Hasta la fecha los blanquiazules siempre que habían perdido eran merecedores de algo más. Pero hoy el Sabadell fue mejor en varias fases del partido y se hizo acreedor al triunfo. Primer toque de atención serio para los de Lluís Planagumà. Ante un rival directo que caminaba entre dudas, se disipó el mejor Hércules defensivo y sólo un gran Ismael Falcón evitó un descalabro mayor.

El primer tiempo se dividió claramente en tres fases. Empezó muy igualado y con los locales muy duros en defensa. Planagumà decidió repetir el once que derrotó al Ejea. Pero poco a poco se fue inclinando el partido para los arlequinados. Bordeaban el gol y lo lograron un un magistral lanzamiento de falta de Antonio. Antes tuvieron dos ocasiones claras. Demasiado para lo que normalmente concede el Hércules en defensa. Fueron malos minutos y lo aprovecharon los locales.

Pero el Hércules supo levantarse. Apretó en el centro del campo, se hizo con el mando y se fue a por el empate. Fue la única fase donde el equipo alicantino fue reconocible. Pronto cazó el empate. Lo hizo desde la estrategia, falta que lanzó Chechu Flores y remató de cabeza a la red Samuel Llorca. De nuevo tocaba volver a empezar con mejores sensaciones para los visitantes. Al descanso se llegó con aquello de las espadas en todo lo alto y la sensación de que podía ganar cualquiera. Pero hasta aquí llegaron las escasas buenas noticias.

El Sabadell entró mejor al partido en la reanudación y se hizo acreedor al gol. Lo logró en una acción trepidante, otro capítulo al que no está acostumbrado este Hércules, que le superen en jugada. El dos a uno ponía de nuevo el encuentro cuesta arriba. Parecía que el Hércules se iba a ir de nuevo a por el empate, sin embargo fue un espejismo. Estuvo cinco minutos mandando y el Sabadell encontró el equilibrio entre defender bien y salir a la contra. Siempre estuvo más cerca el tercero local que la igualada. Al final el envite acabó muy lejos de la meta local.

Es justo reconocer los méritos del oponente. El Sabadell jugó un muy buen partido y demostró ser un aspirante a todo. Precisamente por eso, por tratarse de un rival de Play Off es preocupante la derrota y las formas. No estamos acostumbrados a ver superior al rival. Toque de atención serio, camino del mercado invernal. De nuevo cuartos, con el primero a tres puntos, pero el quinto aún a cinco de distancia.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS:

DÉJANOS UN COMENTARIO!